Entradas

Ataques informáticos y guerra digital

Por Adrian Mac Liman
Mientras el santísimo patriarca Kirill (Cirilio), actual cabeza de la Iglesia ortodoxa de Moscú y toda Rusia, se dedica a bendecir los ordenadores de los ministerios de la Federación Rusa (ex Unión Soviética), pidiendo al Señor que proteja a los suyos contra los engorrosos ataques informáticos, las estructuras de ciberdefensa de los países de Europa oriental, exsocios de Moscú en el extinto Pacto de Varsovia, tratan de elaborar, con ayuda de los “dioses” transatlánticos, estrategias de defensa contra la guerra digital iniciada recientemente por el Kremlin.
La guerra digital o ciberguerra es la variante moderna de lo que antes llamábamos propaganda, intoxicación, desinformación, manipulación de la opinión pública. Los antepasados de los actuales cerebros de la ciberguerra recurrían a la difusión de falsas noticias a través de la prensa escrita, la rumorología, las campañas diseñadas para generar olas de pánico. Durante la Primera Guerra Mundial, alemanes y franceses,…

Visión perfecta

Por Juan Tomás Frutos
No nos asustaremos. Hay medida idónea. Nos tenemos con esperanza. Todo fluye como debe. Nos hemos inspirado en la tarde, y sabemos que el amanecer será más verdad aún.
Nos cobijaremos en el valor de la memoria y de los hechos. Nos hemos reportado valentía, y nos sabemos en la misma fe que nos moverá hacia los flujos más sinceros.
Nos compactamos. Hemos abierto la razón hacia el sentimiento, y, como aliados, serán fuertes, tenaces, excepcionales.
Nos hemos de convocar a lo que tuvo valor de ser, de poder, se continuar con sanas caricias hacia esas sensaciones que nos librarán.
Despertaremos de un letargo que nos hará olvidar tiempos y opciones. La nueva era se inicia ya en el camino que has marcado. Lo proseguiré con expresiones y eventos que nos sanan. Ya percibimos, igualmente, que nos salvarán.

Y ahora ¿qué?

Por Joaquín del Río
El PSOE eligió ayer a Pedro Sánchez secretario general, lo que era previsible porque su militancia siempre tuvo una vena ácrata, que ya antepuso a Josep Borrell frente a Joaquín Almunia o que pasó a José Luis Rodríguez Zapatero por delante de José Bono.
Los cargos públicos del puño y la rosa son desde hace tiempo otra cosa (que deriva de lo que llaman ellos “sentido de Estado” y “estómago agradecido” sus detractores); en concreto, desde los tiempos en que Alfonso Guerra amenazaba con que los que se movieran no saldrían en la foto, lo que se convirtió en una doctrina exitosa en los partidos que llevó al paroxismo Francisco Álvarez Cascos en el PP…
Pero de aquello hace una eternidad y ahora la gente se ha crecido, sobre la base de que su opinión no sólo se escucha cuando vota sino cada día en las redes sociales. Por eso era previsible que perdiera en Ferraz la andaluza Susana Díaz, que se desacreditó al amagar y no dar, al perderse en cálculos estratégicos y al anunciar…

En la muerte de Hugh Thomas

Por Francisco Pastoriza
En los primeros años setenta tuve la oportunidad de leer “La guerra civil española” de Hugh Thomas en la edición de Ruedo Ibérico, que entonces se pasaba de mano en mano porque no se podía encontrar en las librerías españolas. Aquel libro no sólo contaba la guerra civil de una manera totalmente contraria a la que nos habían enseñado en el bachillerato, sino diferente también a todos los libros que por entonces circulaban en el país. El texto abrió los ojos a quienes entonces buscaban una interpretación sobre el conflicto más allá del oficialismo franquista y sus versiones.

Durante la transición política, algunas interpretaciones trataron de desprestigiar la labor de Hugh Thomas sobre nuestra guerra civil haciendo hincapié en su ideología conservadora y proponiendo, frente a la suya, las versiones de otros historiadores como Pierre Vilar y Eric Hobsbawn. Es verdad que la interpretación marxista de estos añadía nuevas perspectivas al análisis de la guerra, pero c…

Rumanía: ¿escudo o diana?

Por Adrián Macleman
Hace apenas un año, las autoridades rumanas desplegaban grandes esfuerzos para lograr un mayor protagonismo en el seno de la OTAN. Aparentemente, su meta consistía en coordinar, junto con Turquía y Bulgaria, la presencia aéreonaval de la Alianza Atlántica en el Mar Negro, baluarte de la marina de guerra rusa.
Conviene recordar que la región, antiguo feudo de dos grandes imperios – el zarista y el otomano – se convirtió en una especie de coto de caza cerrado tras la firma, en 1936, de la Convención de Montreux sobre el paso de los estrechos, que asignaba a Turquía el control de los Dardanelos y el Bósforo, regulando y restringiendo el tránsito de los buques de guerra de países no ribereños. La adhesión de Ankara a la OTAN, en 1952, no modificó los datos del problema.

Sin embargo, la situación cambió radicalmente en los últimos años. Tras el desmantelamiento del Pacto de Varsovia, organización militar liderada por Moscú e integrada por sus exaliados de Europa orienta…

Que sea posible

Por Juan Tomás Frutos
Nos hemos de pasear por lugares cercanos que nos regalen los deseos más hermosos. Nos agarraremos a la pasión.

Nos debemos enfrentar a los obstáculos más hermosos. Nos enseñaremos con recuerdos valiosos, los que nos aportan sensaciones nuevas, flamantes, grandiosas.

Nos hemos de alegrar.

Nos sentiremos plenos con lo mejor y lo peor. No debemos quedarnos atrás. Nos hemos de dar las buenas noches para saborear la llegada de ricos días.

Nos acompañaremos con fines loables que nos inviten a estar donde el recorrido es mayúsculo. No apaguemos la luz.

Potenciemos las sonrisas que nos permiten comprender el auténtico sentido de los ciclos. Pongamos nuevas páginas que rejuvenezcan los sentimientos más positivos.

Exploremos en las opciones, que han de ser muchas por la gracia de una divinidad que ha de comenzar por nuestros propios corazones. Hagamos que lo supremo sea posible. Ésa ha de ser la faena.

Ochenta años de la muerte de Gramsci

Por Francisco Pastoriza
El 28 de abril de 1937 moría en Roma Antonio Gramsci, teórico marxista y fundador del Partido Comunista Italiano, quien pasó una gran parte de su corta vida en las prisiones del régimen fascista de Benito Mussolini.

De orígenes muy humildes, Gramsci sacó adelante con brillantez unos estudios que financió con su trabajo y cursó de manera intermitente a causa de graves problemas de salud. En la universidad de Turín coincidió con Palmiro Togliatti, con quien iba a fundar el PCI y la revista L’Ordine Nuovo, después militar en el Partido Socialista.

El comunismo lo llevó al parlamento como diputado en 1924, una etapa convulsa de la historia de Italia en la que el fascismo iba a imponer su presencia en la política prohibiendo los partidos de la oposición y suprimiendo la libertad de prensa. En noviembre de 1926 Gramsci es arrestado e ingresado en la prisión de Regina Coeli, desde donde fue trasladado a otras cárceles del país, en una itinerancia miserable.

Acusado de …