Arte en Nueva York

Por Adriana Blanco

Nueva York bien vale una o dos misas. Como siempre esta ciudad es sorprendente y llena de energía. Todo pasa en Nueva York y aunque la temporada otoñal de exposiciones, este año, no sea una de las más sobresalientes, no deja de tener muchos atractivos.
Torre de Babel Arte en Nueva York
El Museo Metropolitano nos ofrece una serie de interesantes exposiciones poniendo en relevancia el espíritu enciclopédico y humanístico que inspira este museo desde su fundación.
Assyria to Iberia es un panomara de la antiguedad clásica, del arte del primer milenio AC y el apogeo del Imperio Asirio durante el sigloVIII-VII; su expansión por la Mesopotamia y el Mediterráneo, incluyendo la importancia de Babilonia y su gran influencia en la región. Hay piezas de 41 museos de 14 países: murales, bajorelieves, cerámicas, bronces, estatuas, orfebrería y joyas que nos muestran un arte refinado y donde se siente la interacción de las distintas civilizaciones. Un modelo de convivencia y creatividad de culturas y flujos comerciales, en una zona que hoy, solo es conflicto.
Pieter Coeke van Aelst (1502-1550) y la tapicería del renacimiento. La primera muestra monográfica de este artista holandés, empresario y diseñador de tapiceria que innovó y exaltó este singular arte.
Oportunidad única para ver este conjunto artístico con documentación y bellos tapices. Después de la renovación del área asiática del museo, visitarla, es un placer.
La exposición El Kimono, una historia moderna, en el sector del Arte Japonés, nos hace reflexionar sobre las tradiciones y los cambios. Kimonos en seda de diseños singulares, se exhiben mostrando su evolución, la lectura de la historia a través de la vestimenta y la incorporación de los avances modernos en una prenda clásica del vestir oriental. “Es una tradición muy valorada y querida, pero debido a los costos y al ritmo moderno, se va perdiendo”- me confiesa una joven estudiante japonesa que recorrió la muestra conmigo, y agrega, “ahora el uso del kimono ha quedado restringido a las fiestas importantes y a un uso muy familiar”.
En este momento en el sector de arte moderno del Met se presenta Cubism, the Leonard A. Lauder Collection, una selección de 81 obras de Braque, Gris, Leger, Picasso del periodo cubista, que durante 40 años reuniera el empresario Lauder y que será donada a la institución museográfica.
Matisse The cut outs Arte en Nueva York
De Babilonia a la ciudad de Leger, que está arriba representada, del Met al MOMA, para disfrutar de la exposición de Henri Matisse The cut-outs. Mientras la miraba, recordaba cuando fui al sur de Francia a visitar la Capilla de Matisse, y una monjita me recibió y me contó que ella habia atendido al pintor que refunfuñaba diciendo que él no era religioso. Al abrir la capilla, la monja me dijo: “Aprecie usted si por aquí no pasó Dios”. La capilla con sus murales fue una revelación, y la monja tenía razón. Dios había pasado por ahí. Esta exposición es también una revelación del ojo de Matisse y su visión vanguardista. Matisse no solo nos deslumbra con su color y el movimiento de sus formas, sino por su espíritu explorador. Recortes, collages, pedacitos de papeles, un concepto que entronca pintura, artes gráficas, diseño y composición en un fresco visual que cabalga entre las artes decorativas, el aspecto plástico y el sentido lúdico del arte.
Robert Gober: The heart is not Metaphor, la otra exposición monumental que ofrece el Moma, es un tributo a los 40 años de carrera de este artista norteamericano nacido en 1954 y que trabaja con instalaciones, esculturas, dibujos y técnicas mixtas. La narrativa visual de Gober absorbe diversos temas: el sexo, la religión, la política, la rutina diaria, la soledad, el hombre como ente antropológico.
El artista provoca, disloca, interroga. ¿Qué significan esas piernas cortadas apareciendo en los escenarios más diversos? ¿Por qué salta de la pintura al objeto escultórico trabajando las dos dimensiones, incorporando dibujos y gráfica? Sus enormes instalaciones evocan la casa, el parque, hechos sucedidos en combinación con técnicas diversas, un universo plástico complejo que Gober comparte en una búsqueda de comunicación y reacción. Después de recorrer su laberinto visual sabemos que el corazón no es una metáfora, es algo que nos duele.
El corazón también está latiendo en la exposición de Sebastian Salgado, Genesis, que se lleva a cabo en el International Center of Photography. Salgado es un reconocido fotografo brasilero, ha recorrido el mundo y lo ha fotografiado con una mirada especial y única. La muestra de más de 200 fotografías, en blanco y negro, está dividida en cinco regiones geográficas: Santuarios, Africa, Amazonia y Pantanal, Norte o Artica, y Región Sur, donde se observan paisajes, gente, naturaleza, y soledades.
Las imágenes nos muestran la fragilidad del hombre y del planeta, sus origenes, su presencia, su misterio. Armonizando belleza con reflexión, lo bello y lo malo surgen como el blanco y el negro de su paleta fotográfica, el ojo atento de Salgado captura y nos muestra pero a su vez nos pregunta. Cada foto es un poema y una advertencia, una revelación y una indagación. Salgado ha llegado a un arte fotográfico técnicamente consumado y también profundamente humanístico.
Humanismo o filantropía embargó al banquero J.P. Morgan cuando creo la biblioteca y museo que lleva su nombre. En 1903, decidió que en la Avenida Madison se construyera una villa renacentista que alojara su colección bibliográfica. Restaurada y ampliada, The Morgan Library and Museum ofrece al público una de las más importantes colecciones de libros, documentos y manuscritos de celebridades americanas: George Washington, Abraham Lincoln, David Thoreau, Ralph W. Emerson, Nathaniel Hawthorne y Edgar Allan Poe. También se pueden apreciar exposiciones temporarias como las actuales: Theodore Rousseau and the path to Barbizon y The Crusader Bible.
Instituto Cervantes Nueva York Arte en Nueva York
Hablando de libros, quiero mencionar la exposición sobre el libro-objeto de arte, de la artista mexicana Ximena Pérez Grobet, que se lleva a cabo en el Instituto Cervantes de New York. “Me he formado en Artes en México y vivo en Barcelona. Me apasiona el concepto del libro como objeto de arte y esta exposicion lo testimonia”, me comenta la artista. Ximena nos hace reflexionar sobre el sentido plástico del libro como objeto y su relación con el lenguaje, la asociación de imágen y palabra, y da otra vuelta de tuerca a la escritura y al extraño soporte del libro, en la era de las tabletas y las lecturas virtuales.
Federico Uribe figuras visuales Arte en Nueva York
Federico Uribe: figuras visuales
En otras indagaciones la artista argentina Liana Strasberg, expone en la galeria del Consulado de Argentina en New York una serie de trabajos titulados Trazos vacíos, sobre ausencias que apuntan a lo personal y a lo colectivo rememorando hechos histórico-políticos de la Argentina. El cónsul general adjunto Eduardo Almirantearena lleva a cabo una eficiente labor acrecentando la dinámica de este centro cultural ya con exposiciones de arte como conferencias y muestras de cine, que dan a conocer la cultura argentina en los Estados Unidos.
En nuestro recorrido visitamos la prestigiosa Galeria Nohra Haime, precursora en divulgar el arte latinoamericano junto con autores americanos, y Adelson Galleries Boston, con la obra del artista colombiano Federico Uribe, realizada con trozos de lapices. Excelsa ingenieria manual que representa y presenta inquietantes figuras visuales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad