Editorial / Cataluña vota

Los catalanes responden hoy a unas preguntas que les ha planteado su gobierno autonómico, que son: ¿Quiere que Cataluña sea un Estado? y ¿Quiere que sea un Estado independiente? En realidad, la consulta no tiene valor alguno porque en España los referéndum sólo los puede convocar el Gobierno Central. Pero tiene más entidad simbólica de la que algunos le quieren dar.

Para empezar, porque las autoridades gobernantes han hecho creer a la población que la consulta es el primer paso de un proceso inexorable que lleva a la emancipación. Y, para seguir, porque es el resultado de décadas de educación en la mentira por parte de los nacionalistas sobre varias generaciones.

Pero también hay que reconocer que se basa en un sentimiento que lleva tiempo allí; de hecho, Jordi Pujol consiguió cosas enormes para su tierra decidiendo el Gobierno de Madrid, a cambio de frenar el independentismo de su partido. Y también hay que admitir que la Historia enseña que estos procesos son marginales hasta que triunfan.

Georges Washington era un separatista de las colonias que luchó contra Londres y ahora es un padre de la patria del país más poderoso del mundo y Nelson Mandela era un terrorista negro que luchaba en Sudáfrica y ahora es un referente para el mundo... por no decir que la Reconquista española fue un proceso rebelde iniciado por unos caudillos cristianos contra el estabilísimo Gobierno musulmán.


De modo que igual es saludable relativizar el día de hoy y no utilizarlo para echar gasolina al fuego; de hecho, el resultado de la votación es incierto... aunque ganará el 'sí'; si no, Artur Mas impediría que se celebrara.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad