Editorial / Mil quinientos empleos

Los principales empresarios de España (encabezados por el presidente de Telefónica, César Alierta) anunciaron ayer que podrían crear 1.500 empleos al día durante los próximos 1.500 días y han dejado estupefactos a los españoles porque lo que han hecho es casi lo contrario: destruir 1.500 puestos de trabajo al día durante los últimos 1.500 días.

Así que intuyo que también el gran empresariado ha leído las encuestas que sitúan a Podemos como ganadora de unas eventuales elecciones –ésas que el CIS no sabe cómo desacreditar y por eso sigue cocinando, aunque el estudio se esperaba para anteayer– y el miedo ha cambiado de bando.

En realidad, el descamisado Pablo Iglesias y su coleta recuerda mucho al Felipe González de la chaqueta de pana (y el insolente Juan Carlos Monedero que le acompaña, al triste Alfonso Guerra de la época), así que puede que se esté cociendo en España un cambio electoral de gran calado que podría terminar con el 'status quo' del que se benefician las grandes empresas.

Buena parte del auditorio de 'Astures' es demasiado joven para recordar aquello (algunos... incluso, para haberlo vivido); pero el proceso no es nuevo, se mire como se mire. El de hace cuarenta años se lo ganaron unos jóvenes con desparpajo a los apparatchik del PC y en el de ahora los descamisados han roto la cintura de IU, que aspiraba a revivir sus mejores épocas y ha sido superada por la dirección del viento.

Igual otros estamentos no tienen la perspectiva tan ágil, pero todo indica que las grandes empresas ya se han dado cuenta de lo que viene; y ofrecen 1.500 empleos al día los próximos cinco años para frenar la ola que les amenaza... pero puede que su oferta llegue demasiado tarde.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad