El festival, mi festival

Por Joaquín del Río

El Festival Internacional de Cine de Gijón estrena 'Fuego', el último trabajo de José Coronado que se desarrolla en el Euskadi marcado por la actividad de ETA. Cualquiera que me conozca sabe que iría de cabeza a ver esa película, pero tengo una postura militante que me impide acercarme por FICX (aunque tengo allí muchos amigos).

Y ello desde que lo dirige ese tal Nacho Carballo con el que nunca coincidí, lo que es difícil porque llevo treinta años vinculado al mundo de la cultura de mi región. Sólo sé de este hombre que su mérito principal es ser hijo de quien fue mano derecha de Álvarez Cascos (mano derecha, mano izquierda y puede que hasta mamporrero... habría que investigar).

Pero mi problema con FICX no es tanto con quien lo dirige como con quien lo preside, ese adefesio de concejal de Cultura que me avergüenza cada vez que abre la boca. Y eso que a Carlos Rubiera sí que le conozco, y hasta compré algún disco suyo cuando tonteaba con la izquierda de mi juventud.

En el extremo contrario del tal Nacho Carballo está un fotógrafo cuyo nombre no diré para que nadie lo sentencie. Le conozco desde niño y tenemos pocas cosas en común porque él es de una familia muy rica y conocida de Gijón... aunque nadie lo sabe; él se ha construido una carrera profesional impresionante y yo me lo reencontré ayer como amigo.


Así que le veré hoy y me olvidaré de 'Fuego', a la espera de que se consuma en sus llamas el equipo que se ha adueñado del FICX, ese festival de cine que una vez sentí como mío.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE