Fantasías televisadas

Por Joaquín del Río

Está España escandalizada con las revelaciones del llamado 'Pequeño Nicolás', un personaje que se llama Fran y que anda de medio en medio contando que tiene secretos de Estado cuyo conocimiento podría poner en peligro las instituciones de España.

Estas cosas se hacen en todos los países del mundo cuando las cosas se ponen feas para el mandatario de turno: la dictadura argentina declaró la guerra de las Malvinas, el dictador filipino Ferdinand Marcos 'descubrió' una tribu que no había tenido contacto con los seres humanos (los tasaday se llamaban... algún lector los recordará), Franco decía estar evitando que una confabulación judeo-masónica se adueñara de España, etcétera.

Y el país está ahora desbordado porque una hermana del rey está a punto de ser procesada por la Justicia, mientras su marido tiene pocas posibilidades de no acabar en prisión; así como Juan Carlos de Borbón se niega a conceder el divorcio a Sofía de Grecia, para no tener que repartir con ella su fortuna –es lo que tiene casarse con un rey, que una no se puede divorciar si él no quiere; a Letizia Ortiz le pasa lo mismo–.

Así que aparece este niñato (apadrinado por Carlos García Revenga, que fue veinte años asesor de las hermanas de Felipe VI cuando eran infantas) y dice en televisión que trabaja para el Gobierno, la Inteligencia Militar, la Casa Real... con 20 años ¡Ni el autor de 'El Código da Vinci' hubiera imaginado una historia semejante!


Lo ha hecho Telecinco, esa cadena de Silvio Berlusconi especializada en hacer pasar por información la peor bazofia televisiva. Y la gente se lo traga. Así que –aunque sea impopular decirlo– recojo una idea de mi estimado J.J. para decir que si hay televisión basura es porque hay telespectadores basura. ¿Qué le vamos a hacer?

NOTA.– Anda el periodismo de Madrid revuelto por unas imágenes de Terelu Campos subidas de tono que están a punto de hacerse públicas. Y no voy a ser yo quien reproche que cada uno se haga en la intimidad las fotos que quiera; pero sí quiero recordarle a la hija de mi colega María Teresa que la mejor forma de evitar que salgan instantáneas tuyas que no quieres es no hacértelas. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE