Maneras de morir

Por Joaquín del Río

Vi ayer en la televisión pública un programa dedicado a la Duquesa de Alba que me irritó profundamente. No suelo ver programas del corazón, pero cuando estos se hacen con dinero de todos debe exigírseles el mismo rigor periodístico que a cualquier otro tema. Y el de TVE hablaba de Cayetana como si estuviera muerta... y no lo está, aunque todo indica que puede estar viviendo una situación insuperable.

Esto de adelantarse a los acontecimientos es muy frecuente en las informaciones de sociedad, porque alimenta el morbo y da para muchos días de información (que si la agonía, que si el desenlace, que si las pompas fúnebres, que si las retrospectivas... un montón de horas de televisión y mucho papel couchet); pero es una indecencia en términos profesionales.

Hace muchos años, mi admirado editor Juan Tomás de Salas obligó a su director Pedro J. Ramírez a retirar un extenso reportaje sobre la radiofonista Encarna Sánchez el día de su fallecimiento. La información daba pelos y señales sobre la orientación sexual de aquella mujer (orientación sexual que no era un secreto, pero de la que nadie había publicado una línea hasta entonces). "Haberlo dicho en vida", dijo el hispano-colombiano al periodista de La Rioja.

Y yo estoy de acuerdo con esa interpretación del Periodismo. Sé que suena antiguo, pero la obligación del profesional es contar las cosas cuando el implicado puede defenderse. Así que dejen ustedes morir en paz a esta rica señora sevillana, colegas del corazón; denle en su muerte el mismo respeto que le tuvieron en vida.

Gracias.

NOTA.– Un sanitario amigo me explicó hoy que lo que la duquesa ha hecho es lo que la gente de a pie llama 'tragar algo por mal sitio': introducir bacterias del conducto digestivo en el sistema respiratorio, contra lo que los antibióticos no pueden hacer nada y es letal de necesidad; porque éste tiene que ser absolutamente profiláctico. Eso es todo.

Comentarios

  1. Excelente columna, Joaquín

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo, Joaqui

    ResponderEliminar
  3. Excelente artículo, Joaqui

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad