Una villista menos

Por Joaquín del Río

La dimisión de la consejera de Bienestar Social, Esther Díaz, deja al Gobierno Asturiano con una pieza menos de José Ángel Fernández Villa, ahora que el líder minero ha caído a los infiernos tras conocerse que ocultó a Hacienda una fortuna personal de casi un millón y medio de euros.

Esther Díaz fue alcaldesa de Langreo y es copropietaria de un grupo de empresas de su marido que trabaja para las distintas administraciones, incluida su propia consejería; lo que es un escándalo ético y será una ilegalidad cuando se aprueba la norma autonómica De Buen Gobierno, cuyo proyecto de Ley ha remitido al parlamento el gabinete del que la langreana formaba parte.

Díaz llegó a la política de la mano de Villa cuando estalló el 'caso Campelo' –que involucraba al SOMA y el PP en la concesión de la licencia comercial de Caudalia– y fue un ariete del sindicalista para criticar la gestión de los fondos mineros que hacían los ejecutivos de Vicente Álvarez Areces.


Dicen en las Cuencas Mineras asturianas que tiene algún parentesco con el de Tuilla, pero nadie sabe concretar cuál. Lo que sí es un hecho es que forman parte de la misma familia política, así que su renuncia confirma que ésta pierde fuerza en la política de Asturias, lo que será una buena noticia para la región.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad