Editorial / El chantaje de la deuda

Parte del auditorio de 'Astures' no entenderá que se critique el discurso de la Deuda; y otra parte lo aplaudirá. Pero la verdad es que ambas ideologías crecieron en un mundo en el que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional dictaban qué hacer en la comunidad internacional... como consecuencia de los acuerdos de Breton Woods.

Y ahora hay quien sostiene que no sea así; sin ir más lejos, algunos premios Nobel de Economía, como informaba ayer el diario digital 'Público.es'... O como hizo América Latina para empezar a crecer y Rusia para convertirse en una potencia económica.

De modo que todo indica que la excusa de la deuda es una coartada que los poderosos mantenían para impedir crecer a los países emergentes. Y en el que todo se sostiene sobre un axioma: si los países pobres pidieron dinero a los ricos para crecer, deben devolvérselo. Pero, frente a ese argumento, hay otro de mucho peso: los países fueron pobres porque los ricos les robaron sus recursos, así que el crédito es una reciprocidad  que paga el expolio.

El debate fue muy popular en América Latina hace años, pero no llegó aquí, porque en Europa estábamos en otra cosa. Pero ahora el argumento tiene sentido: si España creció al comprar coches alemanes, abastecerse en tiendas de los franceses, e imitar las modas italianas, ¿por qué tiene que pagar ahora sus deudas con esos países?... Digan, ustedes, Grecia donde dice España y se encontrarán en el argumento de Syriza.



Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad