Editorial / La elección de IU

Izquierda Unida reacciona con nerviosismo cuando se le pregunta por el proceso de elección de su candidato autonómico para Asturias, donde su actual coordinador general Manuel Orviz parece ir por delante de su líder histórico Gaspar Llamazares. Pero eso es una pijada –dado que hasta el rabo todo es toro, como dicen los manchegos– que sólo puede hacerse sentirse amenazado al 'aparato' (donde yo conozco gente... es cierto).

Porque Manolo y Gaspar son las dos caras de la misma moneda y de sus respectivas victorias no se traducirá para la organización más que la caída en desgracia de unas u otras personas... Nada que importe a sus simpatizantes y menos aún a sus militantes.

Así que la pugna que vive IU sólo tiene importancia de puertas adentro... y para esas gentes a quien el discurso de moda llama 'la casta'... aunque no sé si habría que llamarlo 'la caspa', por el tenebrismo que transmite.

Salga Llamazares o salga Orviz al frente de IU-Asturias, la organización seguirá lejos de su militancia y continuará comiendo en el Real Balneario de Salinas, ese sitio donde almorzaba el rey de España y cuyo cheff acaba de morir.

Y, mientras, su electorado seguirá votando a la coalición por nostalgia del PCE y porque no se atreve a irse con Equo o Podemos... de lo que vive el aparato de Salinas. Pero veremos ¿hasta cuándo?

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad