Editorial / Los extraterrestres de la CIA

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) hizo ayer un reconocimiento oficial que ha pasado desapercibido aquí, donde la gente está hablando de Luis Bárcenas, del enriquecimiento de Villa y de la catástrofe del PP en Gijón. Dijo el departamento externo del espionaje estadounidense (el interno es el FBI, como se sabe) que la proliferación de apariciones de seres extraterrestres a mediados del siglo pasado fue una operación suya.

Y al anuncio debe dársele la importancia que tiene porque millones de personas en el mundo cayeron presas de ese engaño colectivo, cuyo desarrollo en medio de la Guerra Fría no lo justifica en absoluto. Al contrario, demuestra que todas las guerras (incluso las que no se declaran) son un asunto demasiado serio como para dejarlas en manos de los generales.

En España tenemos un pensamiento colectivo distinto, porque el largo mandato de Francisco Franco educó a la población en una perversión de valores; así, mucha gente cree que los militares son los únicos capacitados para ejercer el Poder, cuando para lo que están capacitados es para tener mando... y mando y poder son cosas distintas.

Hace años, apareció en un lugar inesperado la prueba definitiva de la connivencia entre las Fuerzas Armadas franquistas y los fascistas de Falange, que ambos negaron siempre en un ejercicio de cinismo similar al que hasta ahora ejerció la CIA. Es difícil imaginar cómo a estas alturas, pero todos ellos deberían pagarlo, porque aprovecharse de la ingenuidad de la gente de base es el crimen más ruin que puede cometer la clase gobernante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE