Editorial / Los fondos mineros

Dice Francisco Álvarez Cascos que el Instituto del Carbón tiene información relevante sobre las irregularidades que pueden haberse cometido en la gestión de los fondos mineros, que él mismo acordó con los sindicatos del sector. Y yo me digo que, si él la conoce como da a entender, lo que debería hacer es acudir al Juzgado de Guardia, en lugar de dar con ella una 'rueda de Prensa'.

Porque la gestión de esos fondos puede haber sido delictiva, según se deduce de la comisión parlamentaria de investigación sobre el enriquecimiento de Villa y algunos de los suyos. Y "Villa" quiere decir aquí José Ángel Fernández Villa, el líder minero que fue durante años todopoderoso jefe del socialismo asturiano. Y "los suyos" refiere a una pandilla de iletrados que acompañó a este sinvergüenza en sus andanzas.

Pero de las trapacerías mineras al delito hay un trecho; y es el que pretende saltarse Cascos al convertir en tema de la Prensa una denuncia que debería ir al Juzgado, a la luz de lo que ha dicho él mismo... aunque, realmente, él no ha dicho nada. Porque el ingeniero es especialista en nadar guardando la ropa. O –lo que es lo mismo– en dar a entender sin decir, para que todos los suyos le sobreentiendan y a él no se le pueda llevar ante los tribunales.

El caso es que los fondos mineros son, desde su aprobación, un dislate y Villa los controló siempre, pero careció de poder alguno para adjudicarlos. Así que no puede haberse enriquecido con ellos... por mucho que quiera hacer creer a la región. De modo que, si es rico, es porque ha robado, no porque haya gestionado mal... Que los diputados sepan demostrarlo o no es otra cosa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad