El hijo de Juan Carlos I

Por Joaquín del Río

Hace tiempo que no gano para sustos y resulta que hoy me sorprende el Tribunal Supremo de España al admitir a trámite una de las demandas de paternidad presentadas contra mi antiguo rey Juan Carlos I, ese borrachuzo del que me avergüenzo desde hace tiempo.

Y sólo entonces entiendo su reciente abdicación, que siempre atribuí a la fugaz presencia de Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del PSOE y ahora resulta que fue para garantizar la proclamación de Felipe VI, que no podrá volver atrás por mucho que aparezca cualquier primogénito del marido de Sofía de Grecia engendrado fuera del matrimonio.

Así es que, por muchos hijos anteriores a él que hubiera tenido el hijo de Don Juan, el marido de Letizia seguiría siendo Príncipe de Asturias, y por tanto el único legítimo rey de España... ahora que se le ha proclamado; porque antes esto se hubiera discutido.


Así las cosas, la Familia Real puede estar contenta porque ninguna decisión judicial va a dar atrás con su sucesión... incluida cualquier aparición de un primogénito de Juan Carlos I, que podrá ser infante pero nunca será príncipe. De modo que los españoles deberán sostenerle igualmente, pero no tendrán por qué ponerle corona...

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad