La esperanza llega de Atenas

Por Joaquín del Río

Las elecciones de hoy en Grecia han pintado una sonrisa en la cara de los ciudadanos de a pie de Europa, que después de años agobiados por el discurso macroeconómico y mercantil han descubierto que tienen en su mano el cambio de las cosas, con el simple ejercicio de pensar antes de introducir su papeleta en la urna.

Y lo que ha pasado en Atenas se repetirá en Asturias en unos meses y en toda España un poco después. Porque los ciudadanos podemos cambiar las cosas y ésa es una realidad imparable cuando se pone en marcha. La voluntad de la gente es como la pata de un gran dinosaurio, que tarda en moverse pero no se puede parar cuando empieza.

Visto desde mi perspectiva profesional, es evidente que el movimiento Podemos no tiene que hacer para ganar nada más que mantenerse callado (mientras se desploma todo a su alrededor), pero desde el punto de vista personal lo que está pasando no puede ser más ilusionante, porque significa que está construyendo algo nuevo.

En un rato se sabrá si la victoria de Syriza es total o parcial... es decir, si su mayoría parlamentaria es absoluta o es simple. Pero a estas horas ya se sabe que el mundo de ayer ha caído. Y lo más preocupante es que el fascismo vuelve a ser la tercera fuerza en un país europeo. ¡Seguiremos atentos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE