Les perres de Villa

Por Joaquín del Río

José Ángel Fernández Villa cobró durante años la aportación de Hunosa al SOMA en talones nominales. Ahí es nada: ni Bonnano –el mafioso que inspira el Vito Corleone de 'El Padrino'– se atrevía a manejar el poder y mover el dinero. Así que ahora sabemos que el jefe de la 'Chequera' minera no sólo repartía cargos y horas sindicales, sino que hasta daba les perres.

Ni siquiera sé si esto es legal (habida cuenta de que Villa era también miembro de Consejo de Administración de la hullera pública), pero visto el deterioro al que llegó el otrora digno Sindicato de los Obreros Mineros de Asturias casi es lo de menos. Y me importa poco.

Llevo tiempo diciendo que el SOMA actúa como la Mafia –y, de hecho, hice alguna vez la gracia de llamarlo SO-MAFIA-UGT-, pero nunca imaginé que el 'capo di capi' fuera también el recaudador; ni a un cinéfilo como yo se le hubiera ocurrido tal exceso.

Así que acepto que voy a descender a lo más bajo del ser humano con motivo de la investigación al exlíder minero en el Parlamento Autonómico... Donde no aparecerá, seguro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE