¡Lo que faltaba!

Por Joaquín del Río

El expresidente del Montepío minero José Antonio Postigo reprochó ayer a mi colega Xuan Cándano una pregunta que éste le hizo al salir del Parlamento Asturiano, adonde fue convocado para explicar su enriquecimiento y el de su exjefe José Ángel Fernández Villa.

Es lo que nos faltaba a los periodistas asturianos: que nos enseñe a trabajar la caterva de ignorantes de la mafia del SOMA, que controla los medios de comunicación y los nombramientos desde hace décadas (aún recuerdo cuando el de Tuilla y Laudelino Campelo se paseaban por la redacción de 'La Voz de Asturias' el día de pago para que se viera quién abonaba la nómina... en realidad, era Caja de Asturias; pero también controlaban aquella institución).

De aquellos polvos vienen estos lodos; del control de las empresas viene su relación soberbia con los profesionales. Pero el político pasa y el periodista permanece. Así que, por muy poderoso que haya sido Postigo, ahora está a un paso del infierno de la opinión pública, mientras Cándano mantiene intacto su prestigio como profesional.

De manera que modere su lenguaje ante mis colegas, arrogante señor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad