Editorial / Bajos fondos mineros

Dice la Agencia Tributaria que uno de cada cinco prejubilados mineros de Asturias ingresa 2.500 euros al mes (casi medio millón de pesetas, que se dicen pronto) y esta información oficial pone negro sobre blanco una situación que los asturianos percibieron tiempo ha: que la gente de Hunosa constituye la aristocracia de la clase obrera y que su discurso de la épica del carbón es más falso que un duro de plomo.

Pero nada comparable con sus dirigentes sindicales, de los que el prohombre José Ángel Fernández Villa percibió un mínimo de un millón de pesetas al mes (en blanco) durante sus tres décadas de ejercicio del poder... aparte del dinero negro que acaba de regularizar con la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro. Así que la cosa da vergüenza ajena.

No es extraño que el Parlamento Asturiano quiera terminar cuanto antes con la investigación parlamentaria sobre la fortuna del de Tuilla, que más que indigar sobre sus dineros está poniendo de manifiesto la ralea de quienes nos han mandado... y nos mandan; no se olvide que PSOE, PP, IU y Foro son cómplices de esa situación.

Mientras tanto, la gente que les vota se daría con un canto en los dientes si pudiera ser mileurista o lucha cada día por mantener activas sus empresas. ¡De vergüenza! ¡Luego se extrañan de que les llamen 'casta'!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE