Editorial / Cagüenmimanto

La última jornada de la comisión parlamentaria que investiga la fortuna de José Ángel Fernández Villa (la '"comisión del chigre" la llaman algunos, a la vista del elevado nivel de los comparecientes y de las atinadas preguntas de los diputados) puso sobre la mesa una duda de calado: ¿Quien ha sido el chivato que contó lo de JosiAngel?, preguntó el veterano sindicalista Vitorón, que lleva en las comisiones negociadoras del carbón desde antes de que éstas celebraran su primera reunión, como quien dice.

Y no hay que ser ingeniero para contestarla; obviamente, el chivato es el ministro de Hacienda, cuyo departamento es el que maneja toda la información sobre quién usa y quién no la amnistía fiscal del propio Cristóbal Montoro. Y es lógico que lo haga, porque ningún político desperdiciaría una bomba semejante contra sus rivales... el propio Villa jamás hubiera dejado de usar algo así en sus propias guerras.

Pero Víctor Fernández dejó otra perla dialéctica en su comparecencia. "A esta comisión viene la gente a ver quién la tiene más larga", señaló, lo que da una idea del nivel intelectual de las reuniones del Parlamento Autonómico. A la vista de la marcha de la Junta, sólo falta que aparezca por allí el de Tuilla y suelte su conocido: "Se acabó la investigación, cagüenmimanto".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE