Editorial / Carcamales

Francisco Álvarez Cascos explicó ayer en 'su' diario la decisión que ha adoptado de no ser cabeza de lista de su partido en las elecciones de mayo. Y ha tenido que detallarla porque nadie le había entendido... salvo algunos periodistas, claro.

"Al decir que los nuevos tiempos exigen que se retiren las caras de siempre, ha convertido en momias a Mercedes Cherines Fernández, Gaspar Llamazares y Javier Fernández, al tiempo que él se ha puesto la venda antes de la herida para decir que el previsible desplome de su partido se produce cuando él ya no es candidato", dijo este medio el día que se conoció la noticia. Y ambas cosas son las que contaba la extensa entrevista de ayer en 'El Comercio'.

Que Cascos es más listo que los ratones colorados se sabe desde hace tiempo. Pero de que los demás eran tontos no había constancia... Y tampoco de que lo fueran los suyos, aunque algo de eso debe de haber cuando le ven como un renovador y no como el siniestro personaje que es.

El caso es que el luarqués ha dado un golpe de mano a tres meses de las elecciones que ha situado Foro en el centro del debate político, cuando recorría un camino crepuscular a causa de la ineficiencia de su gobierno municipal de Gijón. Pero los del PP creen que les ha hecho un favor. Allá ellos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE