Editorial / Las pinzas

España camina a toda velocidad hacia una serie de confrontaciones electorales en las que la ciudadanía deberá tomar decisiones. A los efectos de este medio, importan los comicios municipales y autonómicos de Asturias, pero tampoco son ajenos los demás. Y el primero llegará en Andalucía, donde se ha publicitado la imagen desnuda de una candidata con una fotografía que es falsa: ni la imagen es de esa persona ni hay por qué descalificar a nadie porque practique nudismo... es una técnica tan antigua que tiene hasta nombre científico: se llama 'falacia ad hominem'.

La derecha usa muchísimo ese recurso; cuando no puede combatir las ideas, desacredita al que las transmite. Así, en Asturias es un "fartón" Tini Areces, una "borracha" Paz Felgueroso... pero nadie sabe que beba Gabino de Lorenzo ni que Francisco Álvarez Cascos fuera un 'picha brava', por no llamarle de otra manera.

Ahora mismo, hay una estrategia similar con Podemos, donde Juan Carlos Monedero es un corrupto pese a que el Partido Popular pagó con dinero 'negro' hasta las obras de su sede nacional, según ha dicho la Abogacía del Estado (que depende del Gobierno).

Podemos es, probablemente, un proyecto del PP para debilitar al PSOE por la izquierda que acabó yéndosele de las manos (no es una idea nueva, ya lo hizo José María Aznar con la IU de Julio Anguita y su "Programa, programa, programa", que se gestó en casa de Pedro J. Ramírez) y Ciudadanos es un partido que nació en Cataluña cuando el tripartito del PSC y se ha conseguido extender a parte de España.


El caso es que ambos movimientos coinciden en un momento de máximo descrédito del sistema de 1978; pero éste se defenderá... ¡pronto le aparecerá un Monedero a Albert Ribera!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE