Editorial / Sanjurjo vuelve a Gijón

Una foto de Pedro Sanjurjo en el Ayuntamiento de Gijón dispara la nostalgia, ya que el cabal gijonés del PSOE inició en la ciudad la carrera política que le ha llevado a ser ahora presidente del Parlamento Autonómico. Y viéndole ahí se añora aquel lugar en el que su mujer colideraba una plaza que era de referencia municipal para España.

Ahora no, ahora Gijón no es una población pujante y moderna, sino una ciudad-balneario que pone en marcha iniciativas de la España más rancia, como las calesas de Sevilla, la peatonalización de Oviedo, el neoliberalismo de Valencia, el clasismo de Valladolid...

Aunque la cosa puede acabar pronto, porque el mandato de la actual corporación –que gobierna contra sus vecinos, como habló siempre Somió– finaliza en poco tiempo, y los ciudadanos pueden elegir un gabinete más capaz.

Y eso que Sanjurjo representa lo mejor y lo peor de su partido: por un lado, la eficacia y la capacidad; y, por otro, la perpetuación en el poder de ciertas familias. Por algún miembro de la familia perdió el tren esa 'casta'... a ver si lo sabe recuperar; sería una noticia excelente para los gijoneses (y, con ellos, para los asturianos).

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad