Editorial / Silicon Valley

Anda Asturias estupefacta tras haber descubierto el poderío del Parque Científico y Tecnológico de Gijón... y más la ciudad que lo alberga. Porque en la pequeña parcela de Cabueñes se genera, a la chita callando, el tres por ciento del Producto Interior Bruto de la región, gracias a una concentración de saber y talento como no hay en otro lugar del Principado.

Y eso pese a que se le pusieron todas las zancadillas posibles para que no creciera, como se hizo negándole inversiones de los Fondos Mineros mientras se inyectaban estas a chorro en las Cuencas Mineras y en la diversificación de Hunosa. Hace apenas unos años se pretendía equiparar el polígono mierense de La Pereda con el Valle del Silicio de California y ahora resulta que lo más parecido que hay aquí está en Gijón.

Aunque esto de buscar en Asturias un trasunto de Silicon Valley no deja de tener gracia, porque esa zona de San Francisco es una máquina de hacer dinero por la gigantesca concentración de sabiduría, modernidad y tolerancia que hay alli... donde trabajan la mayoría de licenciados de Sttanford y Berkeley, dos universidades de referencia en el mundo. Y nada como esos valores más alejados del discurso antiguo dominante en esta tierra.

Pero hay que darle al César lo que es del César. Y el Parque Tecnológico es una obra del PSOE gijonés, que supo crear las condiciones para hacer del lugar una plaza muy atractiva para la inversión, en lugar de la ciudad-balneario que se quiere hacer con ella ahora. Como Silicon Valley nació del movimiento hippy, el Parque Científico es hijo del Xixón Sound, aunque esta discusión no es materia de un medio de comunicación,  sino de una tesis doctoral

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE