Formas de ver el problema

Por Joaquín del Río

Leo que el Gobierno de Croacia ha condonado las deudas de sus habitantes más pobres (y son decenas de miles) y recuerdo que mi propio Ejecutivo ha destinado sus recursos a salvar a los bancos, dándoles miles de millones de euros mientras abandona a su suerte a millones de personas. Así que me digo que ese popular latiguillo de que las ideologías son cosa del pasado es mentira.

Preguntaba yo hace días aquí mismo cómo puede el Estado de Grecia, que tiene una cuarta parte de su población en la indigencia, sufragar un caza-bombardeo como el que se estrelló hace días en Albacete (que cuesta decenas de millones de euros) y ha salido en apoyo de esta tesis alguien tan poco sospechoso de izquierdismo como el Gobierno de EEUU, cuyo presidente ha dicho que no se puede seguir apretando a la gente de a pie.

Pero enfrente se sitúan los gabinetes de Alemania y España, cuyos órganos de poder están tomados por halcones del neoliberalismo. Y entiendo al de Berlín, cuya pujanza económica depende de que los países de la UE compren sus automóviles (que si Audi, que si BMW, que si Mercedes, que si Volkswagen...), pero el de Madrid me parece del género tonto, porque suscribir las tesis de Angela Merkel sólo puede perjudicar a sus habitantes, que van a votar varias veces este año.

De que Mariano Rajoy es el presidente más cínico que ha tenido mi país, tengo pruebas sobradas; pero empiezo a pensar que también es el más canalla o el más tonto. Habrá que ver qué nos depara el futuro...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE