Gerardo, con Podemos

Por Joaquín del Río

Hasta Gerardo Iglesias está pensándose votar a Podemos en las elecciones de mayo, así que el descalabro de Izquierda Unida va a ser de órdago. Y la ocasión para hacer Justicia con la Historia también.

El que fuera fundador de la coalición –de la que se adueñaron luego los intrigantes, hasta casi hacerla desaparecer– tuvo como principal enemigo vital a José Ángel Fernández Villa (ese mafioso minero que ahora no recuerda cómo hizo su fortuna oculta) y a Gaspar Llamazares (el médico roñoso que vuelve a Asturias tras su fracaso en Madrid) y el episodio recuerda aquel famoso alegato de Fidel Castro.

"La Historia me absolverá", dijo el cubano ante el tribunal cuando fue juzgado por asaltar el cuartel de Moncada... y, efectivamente, la Historia le tiene a él en mejor lugar que a su enemigo Fulgencio Batista, por quien no alzaría la mano hoy ni el más impresentable exiliado en Miami.

Con Gerardo pasa igual; tiene el cuerpo machacado tras su vuelta a la mina y ha sido perseguido por las huestes de Villa y Gaspar hasta la indecencia, pero su prestigio está intacto y el de ellos no.

Así que su pronunciamiento no caerá en saco roto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad