Gijoneses

Por Joaquín del Río

Acaba de morir José Díaz Canteli, arquitecto responsable de la construcción de la antigua Universidad Laboral, donde ejecutó a pie de obra los diseños de Luis Moya. Y lo siento porque era uno de mis paisanos más ilustres, aunque muchos ciudadanos ni lo conocían.

Seguro que sí conocen a sus hijos, arquitectos como él, el mayor es conocido porque lleva años caminando solo por el muro de San Lorenzo, con su larga barba y su chaqueta de lana... vente o haga sol. El menor presidió las actividades culturales de la ciudad y y es también conocido por los gustos japoneses de su esposa. Me dijo un día que siempre compra los mismos zapatos y le creo, porque tiene el mismo aspecto desde hace treinta años.

De aquel Gijón hoy añorado fue 'alma máter' otro personaje que acaba de ser premiado por las gentes del teatro. Es el funcionario Miguel Acebedo... Rodríguez Acebedo, en realidad, aunque poca gente lo sabe.

Del discreto y eficaz trabajo de este hombre –que desmiente el tópico de que los empleados públicos no dan un palo al agua– nació aquella ciudad asturiana a la que venían las estrellas del rock, cuando sólo había conciertos en Madrid y Barcelona.

A los gijoneses –grandones, como se sabe– les gusta rememorar aquel tiempo pasado, pero éste nunca hubiera sido posible sin el trabajo de este hombre desconocido al que acaban de rendir homenaje los cómicos.

Pido un aplauso para estos dos gijoneses.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad