La libertad de expresión no tiene religión

Por Alberto Zubiri

Reporteros sin Fronteras (RSF) desarrolla en Francia la campaña “La libertad de expresión no tiene religión”, para pedir a los sacerdotes y clérigos de todas las religiones la firma de una “Proclamación sobre la libertad la expresión” redactada por la ONG, que establece que “nadie puede imponer sus creencias sagradas a los demás” y que “todo el mundo es libre de expresar críticas, incluso irreverentes hacia cualquier sistema de pensamiento político, filosófico o religioso”.

Para RSF, el desafío es delinear la estrecha relación entre la libertad de expresión y la libertad de religión, para evitar la tentación de limitar la libertad de expresión y, con el apoyo de los líderes religiosos, presionar a los que tienen doble discurso.

El secretario general de RSF, Christophe Deloire, argumenta que “después de la tragedia de Charlie Hebdo, la portada de “Tout est pardonné” provocó reacciones de todo tipo en el mundo y en Francia que muestran la importancia de un mensaje claro en favor de la libertad de expresión”. A pesar de que algunas voces reclaman ajustes en nombre de la sensibilidad de una u otra creencia, una sociedad democrática pluralista y tolerante requiere que el debate público “no esté restringido o limitado por las creencias o la sensibilidad de uno o el otro.”

El presidente del Observatorio de la laicidad, Jean-Louis Bianco, quien está comprometido con esta iniciativa, recuerda que “la libertad de conciencia y la libertad de expresión están estrechamente relacionados y se complementan. El secularismo reúne, ya que proporciona el marco para la expresión de toda opinión o convicción, dentro de los límites de la libertad de los demás “.

RSF ha pedido el apoyo de representantes de las principales organizaciones religiosas en Francia. El rector de la Mezquita de París, Dalil Boubaker, también presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), firmó la proclamación. El presidente de la Federación Protestante, François Clavairoly anunció que hará lo mismo. El presidente de la Unión budista de Francia, Marie-Stella Boussemart expresó su apoyo personal. El Gran Rabino de Francia, Haim Korsia, está absolutamente de acuerdo en el principio de que no puede haber un “sí, pero” a la libertad de expresión, pero quiere además una respuesta colectiva de la Conferencia de líderes religiosos en Francia, que también incluye a la Conferencia Episcopal de Francia y de la Asamblea de los obispos ortodoxos de Francia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad