EDITORIAL / Pedir perdón

La presidenta del Partido Popular de Asturias ha pedido "perdón" a quienes puedan haberse sentido decepcionados con la actuación de la formación y les llama a construir una mayoría de derechas en las elecciones autonómicas y municipales de mayo. Y esto de pedir perdón tiene buena Prensa, pese a que nadie sabe claramente lo que significa.

Porque la tradición cristiana explica que el perdón tiene tres fases: el arrepentimiento, el dolor de los pecados y el propósito de enmienda. Y cualquiera que no pueda hacer las tres lo que realiza es una declaración vacua.

¿Se arrepiente Cherines de lo que está haciendo el PP desde La Moncloa? ¿Le duelen los pecados que comete día a día Mariano Rajoy? ¿Tiene intención de presionar para que se actúe de otra manera? Seguramente no, en los tres casos. Porque, si así fuera, no sería la candidata en Asturias... y en todo caso iba a dar igual porque las decisiones de Génova no están en manos de Mercedes Fernández.

¿Se arrepiente, entonces, de lo que hizo el PP de Asturias al vetar a Francisco Álvarez Cascos y empujar a éste a formar su propio partido? Seguramente tampoco, puesto que la gijonesa residente en Oviedo fue ajena a esa decisión, que adoptó Gabino de Lorenzo. ¿Se arrepiente, acaso, de que el partido tuviera aquí una 'caja B' igual que en los demás territorios, como ha reconocido Luis Bárcenas? Seguro que no, porque esa responsabilidad es de la dirección anterior, con Ovidio Sánchez como presidente e Isidro Fernández Rozada, Reiniero Álvarez Saavedra y Fernando Goñi como hombres fuertes.

Igual se arrepiente la exsíndica de Cuentas de lo que hizo en Gijón, donde destituyó a la directiva, nombró una gestora, puso un fugaz nuevo presidente y tuvo que aceptar la repetición del Congreso Local... Pero, nuevamente, todo indica que no, porque está colocando en las listas a todos sus compinches en esas andanzas.

Así que de qué se arrepiente Cherines... Probablemente de nada, pero pedir perdón es una forma de presentarte ante tu auditorio que siempre da buena imagen. Y seguramente por eso lo ha hecho... Del dolor de los pecados y el propósito de enmienda mejor ni se habla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE