EDITORIAL / Ciencia y Tecnología

El Parque Científico y Tecnológico de Gijón, un solar situado frente a Laboral Ciudad de la Cultura (a la que parte de la gente sigue conociendo como Universidad Laboral) factura sola más que sus tres equivalentes vascos juntos (uno en Guipuzcoa, otro en Vizcaya y un tercero en Álava) y eso que éste surgió humildemente y los otros tienen todo a su favor.

Para empezar, la especial relación entre las Haciendas de España y Euskadi, mucho mejor que la del resto de comunidades autónomas –el Concierto Económico, se llama–; y para seguir todas las ventajas de los euskaldunes respecto a los astures (en Transportes, en Infraestructuras, en Presencia Internacional, etcétera).

Pero, hete aquí que el solar asturiano representa el tres por ciento del Producto Interior Bruto regional y supera de lejos a muchos de sus competidores... y ello muy poco a poco; hasta el punto de que medio Gijón creyó siempre que esa parcela no era más que otro 'chiringuito' del PSOE en la ciudad.

De modo que algo ha debido de hacerse bien en el parque y ya que no se le puede atribuir a Vicente Álvarez Areces –que lo impulsó como alcalde durante 12 años y otros tantos como presidente, pero que está ahora fuera de la tierra por cuestiones internas del PSOE– habrá que reconocer el mérito de sus gestores, el último de los cuales es el candidato a alcalde de Gijón por su partido en las elecciones del mes de mayo.

Conviene tener esas cosas en cuenta cuando se acercan los comicios, para los que falta poco más de un mes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad