EDITORIAL / Diputados

Gaspar Llamazares quiere que los diputados asturianos en el Congreso se unan en favor de los intereses de la fábrica de General Dynamics en Oviedo; pero este plan es irrealizable, porque en las Cortes Generales no hay cámara territorial, así que todos los parlamentarios representan a toda España, vengan de donde vengan.

La cuestión es que a un político tan veterano como el candidato de Izquierda Unida no puede escapársele un detalle semejante; así que debe de hacer esta propuesta desde la seguridad de que no podrá llevarse a cabo y con la intención de dejar en evidencia a sus rivales.

De modo que esta propuesta es apenas una chirigota más del ditirambo electoral que tendrá lugar de cara a las elecciones de mayo, cuando los españoles elegirán a sus alcaldes para los próximos cuatro años y a muchos de sus presidentes autonómicos.

Aunque todo indica que en la legislatura que termina el electorado español ha recuperado la consciencia sobre el poder que tiene su voto; y ahora tiene interés en escuchar voces nuevas en el debate público.

Habrá que ver hasta qué punto llega este despertar, pero es indudable que la nueva situación es más prometedora que la apatía y la impostura anteriores, en la que es un experto el médico de Salinas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE