EDITORIAL / El Musel, sin coches

El puerto de Vigo robará al de Gijón sus suministros de automóviles Renault y Citroën como consecuencia de las gestiones del Ministerio de Fomento. Y ésa es una realidad más aproximada a la gestión de Ana Pastor que la engañifa de presentar un plan ferroviario que –dice– acercará Gijón, Oviedo y Avilés a un mes y medio de las elecciones de mayo.

Porque la ministra y su presidente son políticamente de Galicia y tienen allí un importante caladero de votos (concretamente en Pontevedra, donde está Vigo –cuyo alcalde es del PSOE, por cierto–), de modo que llevan años trabajando en favor de aquella comunidad autónoma y en contra de su 'prima-hermana'.

Pero se acercan los comicios autonómicos y municipales y el PP se saca de la manga una 'Y' del tren que paralizó después de que la escenificara el socialista José Blanco y hasta un supuesto acuerdo "a punto de cerrar" para reactivar la Autopista del Mar, que ha anunciado la diputada Ángeles Fernández Ahuja... aunque ni uno ni otro pasan de ser fuegos de artificio para dar la sensación de que lo peor de la crisis ya ha pasado.

La realidad, en cambio, recorre su propio camino al margen de la propaganda y ello resulta en que el puerto vigués se hará con la mayor parte del tráfico industrial que ha manejado el gijonés, lo que no salva aquél pero sí condena a éste.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad