EDITORIAL / La Caja ya no existe

El Consejo de Administración de Liberbank ha decidido cancelar cualquier otra marca para su negocio bancario, de manera que ya no se usarán Cajastur, Caja Extremadura o Caja Cantabria, con lo cual el banco ya sólo tendrá lo asturiano en sus ancestros y en el lugar de nacimiento de algunos de sus directivos.

¡Vaya un papelón de los paisanos Felipe Fernández y Manuel Menéndez!, que se pusieron al frente de la entidad domiciliada en la ovetense plaza de La Escandalera y la han hecho residir en la Comunidad de Madrid, donde tributa desde hace tiempo. Y ello mientras muchos asturianos creen hacer patria porque tienen sus cuentas en lo que fue la Caja.

Pero Caja de Asturias dejó de ser, primero, una entidad sin ánimo de lucro; canceló, después, su Obra Social y Cultural; y, ahora, hasta oculta el nombre de sus tierras de origen... lo que no hace el Banco Santander, que acabará siendo su dueño.

¡Vaya papelón –otra vez– de Manuel Menéndez!, el pepero amigo de José Ángel Fernández Villa que se cargó las dos joyas de la corona de Asturias: la caja de ahorros y la hidroeléctrica, la primera para dársela a los cántabros y la segunda para ser portuguesa... Pero no pasa nada: ¡que siga la fiesta, que en sus órganos de dirección han estado todos los partidos y todos los sindicatos que dicen defender esta tierra!

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad