EDITORIAL / Secretos

El ministro de Justicia cree que se debe debatir si hay que penalizar a los medios de comunicación que publican sumarios judiciales declarados secretos y otros asuntos. Pero, nuevamente, en el pecado lleva el Partido Popular la penitencia, porque usó y abusó de la filtración de asuntos que le interesaron y se encuentra ahora con que abrió una espita por la que se cuelan temas que no le interesan...

La cosa recuerda una conversación que Pedro J. Ramírez y Francisco Álvarez Cascos mantuvieron hace veinte años en el hotel madrileño Eurobuilding con el chantajista José Amedo (expolicía de profesión y presidiario, junto a su colega Domínguez) en la que cuenta a sus interlocutores las cuitas de Felipe González que ellos quieren oír, hasta que ellos caen en la cuenta: "¿No nos estarás grabando", dice el asturiano. ¡Claro!, si ha grabado las conversaciones que te vende a ti, también grabará las tuyas para darlas a otros. Porque ése es el 'abecé' del chantajista... como picar está en la naturaleza del escorpión del cuento chino sobre la rana (que conocerán muchos lectores).

Pero no hace falta ninguna legislación especial para los medios, a los que sólo hay que obligar a cumplir las leyes que ya hay. Una empresa de Comunicación no puede hacer público un sumario judicial declarado secreto como no lo puede hacer un ciudadano... y para esta norma no hay excusas.


El problema es que, si se hace sordo el oído a la Ley cuando interesa, también habrá que hacerlo cuando interesa menos... o no interesa, en absoluto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE