La mala política

Por Jorge de Quintes

Es desesperanzador ver como países latinoamericanos que tanto se miran a veces en el espejo de España no aprenden de los errores que se cometen allí a la hora de implementar políticas para el futuro. Estos días está en gran debate en Ecuador el asunto de las pensiones. Ahora mismo, según dice el gobierno, el sistema goza de superávit. Dada la compleja situación económica que se vive con el desplome del precio del petróleo, uno de los sustentos de la economía ecuatoriana, al presidente Rafael Correa no se le ha ocurrido mejor idea para recortar el presupuesto que retirar la aportación estatal al plan de jubilación. Que no era poca cosa, unos 1.100 millones de dólares.

Correa encabeza una revolución bolivariana del siglo XXI muy apegada a las circunstancias económicas. El mandatario alega que actualmente en Ecuador hay ocho cotizantes por cada pensionista y que en los próximos años se irán afiliando más personas a la seguridad social con lo que mantendrán el sistema sustentable por, al menos 25 años, y a lo mejor hasta 40. Se agarran para ello a unos informes que nunca han mostrado a la opinión pública.

Los jubilados y la oposición, incluso un ministro que ha dimitido por el asunto y que fue por cinco años director del seguro, rebajan esta sustentabilidad del plan a 12 años y urgen al jefe del gobierno para que continúe pagando ese porcentaje del 40 por ciento que consagraba la constitución. Aunque las cuentas estén en números negros, la incorporación de jubilados hará que el balance pueda variar a rojo. Alegan, asimismo, que el armazón financiero permite rentabilizar esas aportaciones y formar una hucha futura. Y, además, el gobierno ya utilizaba esos fondos en su beneficio cuando los emplea para comprar papeles de deuda del estado, en lo que actualmente hay invertidos 8.000 millones de dólares del seguro.

El debate deja traslucir cómo los gobernantes, incluso los autodenominados revolucionarios, atienden exclusivamente sus necesidades sin pensar en el bienestar o el futuro de la población que gestionan. No les importa tocar a un colectivo tan sensible como los jubilados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE