Extraterrestres, comunistas y televisión

Por En Cierta Medida

La diferencia entre las series 'Falling Skies' y 'The Americans' está en que en la primera es posible vivir en paz, pero en la segunda es completamente imposible. Aunque las dos primeras temporadas de 'Falling Skies' parecerían indicar que nos hallamos ante una serie apocalíptica en la línea de 'The Walking Dead' o de 'V', la evolución que las tramas experimentan a partir de la tercera y muy especialmente la cuarta temporada colocan al proyecto de Steven Spielberg dentro de la categoría de las series buenistas-pacifistas, muy en la línea de otros proyectos del director de películas como 'E.T.'. Tom Mason, el héroe spielbergiano protagonista, aboga por un entendimiento de los humanos con los extraterrestres invasores, y luchará contra los violentos cabecillas alienígenas con la ayuda de otros alienígenas, de la raza volm, y de su propio hijo Ben medio humano medio extraterrestre por un implante medular.

'The Americans', sin embargo, no es una serie buenista. En realidad, sólo un cierto eclipse producido por la poderosa sombra de 'Homeland' explica que esta serie no esté considerada a la altura de 'Breaking Bad', 'The Wire' o 'The Sopranos'. Los Jennings son un modélico matrimonio norteamericano que bueno, no; en realidad, se trata de una pareja de espías soviéticos que llevan quince años operando en Washington DC, realizando todo tipo de misiones que en muchas ocasiones incluyen durísimos asesinatos a sangre fría por el bien de la madre Rusia y la revolución socialista. Su vecino y mejor amigo es agente del FBI, y en esa calle se libra a escala minúscula la batalla que decidirá el curso de la humanidad. Estamos en los años de la presidencia de Ronald Reagan, y la guerra fría ha llegado a su momento definitivo. Dos regímenes políticos comparten el planeta. Solo puede quedar uno.

El caso es que llama la atención que el entendimiento entre fieros extraterrestres y humanos pueda resultar más sencillo que la convivencia entre educados seres humanos capitalistas y comunistas. Pero es solo televisión, claro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE