EDITORIAL / Universidad RC

Andan revueltos los aficionados al aeromodelismo porque la Universidad de Oviedo ha expulsado de su campus gijonés a los aficionados al pilotaje de radiofrecuencia, que llevaban una década larga utilizando sus instalaciones y se quedaron sin ellas la semana pasada.

Aunque nadie sabe por qué una iniciativa tolerada por varios rectores ofende tanto al actual, Vicente Gotor... máxime cuando en más de doce años nunca se produjo ni un problema en la zona, más allá de que quedara algún aparato perdido en los tejados de sus escuelas.

De modo que esta decisión no tiene una explicación clara: o el rector es un engolado que no entiende que sus instalaciones debe poder usarlas la gente, que es quien las paga; o este señor tiene una inquina especial a Gijón –crecido como está por la faena a la ciudad que le facilitó el Ayuntamiento, a cuenta de la Semana Negra–. En cualquier caso, no es un rector que esté a la altura de la Universidad de Oviedo.

Que, por cierto, es la Universidad de Asturias... por más que lleve en su nombre sólo la capital. Como demuestra el hecho de que quien la financia es el Principado, que sostiene tres campus (el de Oviedo, el de Gijón y el de Mieres) porque el localismo es así de caprichoso.

Y en Gijón es tradición ver volar RC's frente al Aulario, aunque quizá el rector no lo sepa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad