Seguiremos informando

Por En Cierta Medida

Algunos telediarios han decidido seguir el ejemplo de Alcibíades, el político y militar ateniense discípulo de Sócrates. Alcibíades era un hombre guapo y provocador, amado y odiado, criticado y elogiado, del que todos los atenienses querían saber cosas acerca de su vida. Un día, decidió cortarle la cola a su perro, y ese acto provocó una enorme disputa en Atenas: ¿por qué había hecho eso? ¿Por qué cortar la cola de un animal tan hermoso que, además, había costado mucho dinero? Unos desaprobaban la decisión de Alcibíades y otros la defendían, pero todos se ocupaban de ella. Y eso era precisamente lo que Alcibíades pretendía, puesto que mientras los atenienses le daban vueltas al rabo de su perro, a él le dejaban en paz.

Entiendo que haya que informar sobre una mujer que se asoma a limpiar los cristales de su casa en un pueblo de Galicia y se pone de pie sobre el alféizar sin protección. Entiendo las noticias de sucesos más o menos trágicos, los rumores acerca de fichajes e incluso de no-fichajes del Barça y del Real Madrid. Entiendo que se dedique a la información meteorológica más tiempo que el que se dedicará jamás a la crisis griega y a los ridículos movimientos de nuestro presidente del gobierno para permanecer quieto.  Entiendo que los chistes antiguos de un señor que ahora es concejal y las viejas acciones políticas de una señora que ahora también es concejal sean noticia. Y también entiendo lo de Alcibíades y su perro. Mientras hablamos de señoras que limpian cristales, de casas que se queman, del futuro de Sergio Ramos, del tiempo que hará el fin de semana, de chistes de judíos, de chicas con poca ropa en las capillas y del perro de Alcibíades, todo seguirá igual y nadie se acordará, por ejemplo, de la asquerosidad moral de Rodrigo Rato. Seguiremos informando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad