EDITORIAL / El AVE ya está en León

La Alta Velocidad Española (AVE) –que es una red ferroviaria y no un tren, como mucha gente cree; aunque se usa como sinécdoque– ya está a una hora y media de Asturias y, por tanto, es una alternativa para viajar entre Madrid y la región, lo que forzará una reordenación del sector de transporte de viajeros. Y ésa es una buena noticia para una tierra tan mal comunicada como ésta.

El último tramo lógico del enlace (por debajo de la Cordillera Cantábrica) duerme el sueño de los justos a la espera de que el Gobierno de España le dé presupuesto, pero ese trayecto se hará antes o después porque ya está construida la obra más costosa, que es el túnel de la variante de Pajares. Mientras aún queda por decidir el recorrido final por tierras asturianas (si el tren acaba en Lena, o si llega a Oviedo y/o Gijón), aunque ese extremo supera a este medio porque es más aldeano que otra cosa.

Así que el AVE está a un túnel de llegar aquí, donde la sociedad debería aprender a contar con él desde ahora mismo. Porque una línea férrea de alta velocidad supone más un cambio cualitativo del transporte que una simple mejora de las comunicaciones... supone, en realidad, un cambio de modelo; ya que se puede salir y volver de y a la tierra en el día.

La vía del AVE es el camino de la modernidad y el trazado del futuro, de modo que un pueblo tan pendiente de su pasado como es el asturiano debería empezar tenerla en cuenta lo antes posible.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE