EDITORIAL / Ya era hora

La Universidad de Oviedo ha decidido proclamar doctor 'honoris causa' a su investigador López Otín y la pregunta surge de inmediato: pero ¿es que no lo era? Y resulta que no. Así que procede plantearse ¿pero en qué mundo vive Asturias?

Carlos López Otín es un bioquímico aragonés vinculado desde 1987 a esta tierra, en cuya universidad es catedrático desde hace más de tres décadas. En ese tiempo, ha dirigido (y dirige) investigaciones de primera línea en el ámbito de la ciencia internacional... Hasta el punto de que el principado es hoy el lugar donde reside y trabaja este hombre, en la misma medida en que es el sitio donde nacieron los deportistas Fernando Alonso y David Villa y la reina Letizia (esposa de Felipe de Borbón), aunque sea de forma menos popular.

Entre otras cosas, Otín ha participado en el descubrimiento y la investigación de más de 60 nuevos genes humanos codificantes de proteínas asociados a enfermedades como el cáncer y en el análisis de sus funciones en la progresión tumoral y en otros procesos normales y patológicos; en el hallazgo de la proteína colagenasa-3, presente en procesos tumorales y en enfermedades artríticas e inflamatorias; en la secuenciación del genoma de la LLC, dentro del Proyecto Internacional del Genoma del Cáncer... Además, ha contribuido a la notación del genoma humano y de diversos organismos modelo. De su laboratorio han salido trabajos que han abierto las puertas a importantes vías de investigación para patologías como el cáncer, la artritis o una decena de enfermedades hereditarias. También es responsable de la secuenciación del genoma del chimpancé.

A este personaje de relieve internacional Asturias lo trata como a uno más de sus cuarenta largos catedráticos de Universidad y le paga un salario inferior al de muchos paisanos... Y así le va a esta tierra, que al fin ha decidido dar honores al aragonés investigador. ¡Ya era hora!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE