Y ahora ¿qué?

Por JOAQUÍN DEL RÍO

Los escenarios electorales de España y Cataluña conforman un calendario endiablado para el gobierno de la Generalitat, a la vista del resultado de las elecciones del pasado domingo. En veinte días debe constituirse el nuevo Parlamento, donde se investirá al presidente; y ahí tiene que votar la CUP a favor de Juntos por el Sí, cuyo candidato a día de hoy es Artur Mas (al que aquellos dicen que no apoyarán).

Si el 9 de noviembre no hay jefe de la Generalitat, deberán repetirse las elecciones y para ese día estará en funciones el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que aspira a ser el futuro gobernante de España pero puede no serlo... y no lo sabrá hasta diciembre, para cuando Cataluña ya debe haber decidido qué hacer tiempo ha.

Así es que ni Mariano Rajoy ni Artur Mas tienen garantizado que vayan a seguir dirigiendo a sus huestes, aunque ambos quieran seguir haciéndolo. Es más, ni siquiera es seguro quién estará en sus respectivos gobiernos y sus oposiciones respectivas; a día de hoy, ambos tienen a los socialistas, pero el resultado electoral anticipa que podrían ser Ciudadanos o Podemos... y que, por poder –incluso–, Rajoy y Mas podrían convertirse en jefes de su Oposición.

Aún más complejo es el futuro del acuerdo soberanista entre Convergencia y Esquerra (las dos patas de Juntos por el Sí), porque éste expira en 18 meses y nadie puede prever qué va a pasar en ese tiempo... aunque es evidente que tanto uno como otro partido no han hecho otra cosa que inflamar –primero– y subirse –después– a una ola identitaria que existe.

En estas condiciones, se necesita gente muy inteligente para hacer frente al conflicto entre Madrid y Barcelona y todo indica que hay de todo menos eso mandando en ambas ciudades.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad