EDITORIAL / Vivir es peligroso

El reciente informe de la Organización Mundial de la Salud sobre el riesgo cancerígeno de consumir carne recuerda esas reflexiones que advierten de que vivir es peligroso dado que uno se puede morir... porque, obviamente, sólo puede morirse quien vive y porque el texto usa tantas veces la expresión "podría producir" que podría sustituirse sin que pasara nada por "podría no producir".

Por no decir que no hacía falta un informe sesudo para contrastar algo que todo el mundo intuye: que es perjudicial abusar de la carne precocinada... Ya lo sabían algunos filósofos griegos: la moderación es la mejor actitud, decían.

En realidad, este tema es una muestra perfecta del peor Periodismo, el que gusta de alertar a la gente sin necesidad, lo que en la profesión se llama 'sensacionalismo'. Y también de ese mal del mundo de hoy que se llama 'infoxicación', con el que los pensadores se refieren al hecho de que la gente tiene al alcance de la mano muchos conocimientos que no entiende (como esos ciudadanos que no saben diferenciar 'medicamento' de 'antibiótico' y leen, gracias a la tecnología, información que no saben cómo manejar sobre algunos fármacos).

Según la OMS, comer carne "podría" ser culpable de 35.000 muertes anuales en el mundo; pero el tabaco mata treinta veces esa cifra y el alcohol diecisiete veces más... por no decir que la contaminación del aire produce seis veces más víctimas.

Así es que, colegas, manejemos con cuidado algunas informaciones y pongámoslas siempre en su contexto. ¡Queda dicho!

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad