EDITORIAL / Primos hermanos

Afirma un conocido dicho que "gallegos y asturianos son primos hermanos", pero [con el Gobierno de Mariano Rajoy] esta relación debe de haberse terciado en la de Caín y Abel; porque a esta región le viene de pena la acción del de Pontevedra, cuya ministra paisana (Ana Pastor, titular de Fomento) trabaja activamente para destrozar en lo posible el puerto de El Musel, que compite con sus queridas La Coruña y Vigo.

Hace días, Pastor logró que España y Francia firmaran el protocolo de colaboración de la autopista del mar Vigo-Nantes, en sustitución de la agónica Gijón-Saint Nazaire, a la que ella (cuyo partido gobierna España y aspira a ser reelegido en unos días, no se olvide) hirió de muerte gracias a su gestión de lo portuario.

En realidad, la línea gijonesa murió por la acción popular y la inacción socialista y de IU, dado que ambos partidos odian al expresidente Álvarez Areces y que su mano aparece, miren donde miren, en cualquier cosa que funcione aquí y no esté impuesta por el SOMA.

Areces aspira ahora a repetir como senador y su herencia presidencial malvive abandonada por su partido, sobre la base de sus presuntas maniobras y frente a la desatención a las andanzas de su rival José Ángel Fernández Villa (que hacen palidecer al más pintado)... Ya lo advertía 'Don Quijote': "Cosas veredes, amigo Sancho".

El caso es que los asturianos ya no saben dónde tienen sus enemigos; si entre sus primos o entre sus hermanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE