Olmos, Robles, pesos y medidas

Por En Cierta Medida

Las cosas son perfectas o no perfectas siempre en comparación con un patrón. Así, una copia de la cueva de Altamira es perfecta comparada con las medidas, relieve y pinturas de la cueva original, y  el triángulo es perfecto comparado con el patrón de la geometría de lo que es un triángulo. Para que exista una serie de televisión perfecta, debería haber también una serie-patrón, de forma que podamos comparar esa serie con la serie-patrón. ¿Podríamos establecer un patrón, un criterio para la televisión igual que en París en el Museo de Pesos y Medidas está expuesto el metro y eso, y no otra cosa, es el metro? ¿Podríamos hacer un museo de pesas y medidas de las series televisivas en el que se expusiera el “metro” televisivo?

La vida en general no es ideal, la vida no es perfecta. Tomar la vida con afanes perfeccionistas o idealistas es una grave equivocación que trae más problemas que ventajas, así que lo que hay que hacer es chapotear de una forma realista, sensata, humilde, bien intencionada. Vivir la vida tal y como te va viniendo, sin exigirte demasiado y sin exigirte demasiado poco, pero procurando siempre mejorar el mundo empezando por algo tan sencillo como no empeorarlo. Un término medio, como pedía Aristóteles. Seguramente nuestra relación con la televisión y con su máxima expresión actual, que son las series televisivas, mejoraría si no insistiéramos en buscar la serie perfecta. Por eso algunos vemos 'Olmos y Robles' (TVE) y pasamos un rato divertido. Ni más, ni menos. No es la serie perfecta y ni siquiera se acerca a lo que simplemente soñé, pero es agradable y humilde. 'Olmos y Robles' nunca estará en el Museo de Pesos y Medidas. No lo necesita.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad