EDITORIAL / El debate (y III, El Resultado)

El socialista Pedro Sánchez resucitó como candidato en el debate televisivo de esta semana frente a Mariano Rajoy, que salió de allí como un cadáver... y ambos pasean desde entonces sus figuras por la campaña electoral para las elecciones de este domingo, cuyo resultado es tan incierto como seguro es que nadie conseguirá mayoría absoluta. Y ello no debería ser problema, pero sí es un imprevisto.

Porque el dominio del Parlamento no es imprescindible para gobernar (el presidente de Asturias no lo tiene, sin ir más lejos), pero sí se necesita para mandar como lo hace Rajoy, así es que no es descabellado prever que de los comicios del 20D la principal víctima vaya a ser el gallego. Hay gente que da por hecho que le sostendrá el partido de Albert Rivera, pero es improbable... ¡igual es el PP quien tiene que apoyar al líder de Ciudadanos, si quiere que España siga gobernada por la derecha!

Enfrente estarán el PSOE, Podemos e Izquierda Unida, que puede que sigan el modelo Oviedo y pacten a tres, a diferencia de lo que han hecho en Gijón, donde todos están lejos de todos. Igual eso es lo que debe deducirse de la ausencia de Pablo Iglesias y Albert Rivera, que tal vez no se atrevieron a venir para no dar explicaciones de lo que han hecho sus partidos aquí.

Al presidente Mariano le dio un bofetón ayer un paisano suyo y, desde luego, no debió de sorprenderle (por reprochable que sea esta acción) después de un mandato mentiroso, cobarde y sucio. Porque puede que el marido de Elvira esté viviendo sus ultimas horas de gloria... lo que se sabrá este domingo, a partir de las 8, aunque se intuye desde el debate.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad