Ingermoll y Wallace

Por En Cierta Medida

'Ben-Hur', la película de William Wyler (1959), es un pretexto. Y es que de algún modo sugerente se tenía que presentar la vida, la pasión y la muerte de Cristo, y se tomó como excusa esta estupenda película de romanos basada en la novela de Lewis Wallace (1827-1905), un general norteamericano de creencias religiosas conservadoras que participó en la guerra de Secesión, fue gobernador del estado de Nuevo México y embajador en Turquía que lleva como subtítulo (la novela, no el general) “Una historia de los tiempos de Cristo”. La película 'Ben-Hur' es, con justicia, la gran película de la Semana Santa, la que no puede faltar en la programación de cualquier cadena televisiva de buena voluntad. Algunos críticos dicen que 'Ben-Hur' es aburrida; los actores, sosos; el guión, pobre; la música, previsible; la escenografía, pretenciosa. No estoy de acuerdo. 'Ben-Hur' es una obra maestra y Heston, se sale.

En cuanto a la novela, no debemos olvidar que, tal como afirman los cronistas de la época, Lewis Wallace escribió su 'Ben-Hur' a partir de una discusión sobre el nacimiento del cristianismo que Wallace sostuvo con un reconocido ateo, el filósofo Robert Ingersoll, durante un viaje en tren que les conducía hasta Nuevo México. 'Ben-Hur' no es un libro ateo, y su contenido religioso es más que evidente. ¿Qué habría ocurrido si, después de la discusión en el tren, el filósofo Ingersoll, y no el general Wallace, se hubiera sentado a escribir 'Ben-Hur'? ¿Qué habría pasado si William Wyler hubiera dirigido un 'Ben-Hur' ateo? ¿Habría tenido el mismo éxito? Puede que no. ¿Se emitiría en Semana Santa junto con 'Los Diez Mandamientos' o 'Quo Vadis'? Probablemente, no. ¿Eso quiere decir que el 'Ben-Hur' de Wallace y Wyler es una película sólo para creyentes? ¿Significa eso que 'Ben-Hur' sólo puede ser disfrutada por los que creen en milagros y en la divinidad de Jesús de Nazaret? Pues no. Los creyentes no deberían mirar con desconfianza un 'Ben-Hur' ateo, y los ateos no tiene por qué mirar con recelo a un 'Ben-Hur' que se convierte en una apología del cristianismo. ¿Qué tal si empezamos por ahí la educación contra la intolerancia?

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad