Forever Berlin


Por Joaquín del Río

Vuelvo a la actualidad asturiana tras un tiempo de descanso del que pasé la mayoría en la capital de Alemania... y sigo alucinado por lo que vi allí, que me gustó mucho; más de lo que esperaba. Porque estuve en Berlín en 1989 (cuando cayó el Muro, y por razones profesionales; donde conocí una aburrida ciudad soviética) y vuelvo ahora de una capital de Occidente, con sus tiendas y su alegría.

He visto el Memorial del Holocausto, el reabierto Reichstag, la tiroteada Catedral, la bella Isla de los Museos, la sempiterna Unter Der Allen y las inquietantes Rosenstrasse y Alexander Platz... y me reafirmo en que la ex-capital de la DDR es un lugar que merece la pena visitar.

Aquella República Democrática Alemana que conocí entonces (de cañonero escudo e infausta memoria) es hoy parte del país líder de la Europa unida bajo el signo 'UE' –'EU', en inglés– y su capital apenas sobresale en la ciudad desde donde manda Angela Merkel. Aunque esta ciudad vecina de Postdam tiene recursos para todos los gustos del turista...

... Porque es una imperial ciudad de la Europa Medieval; una capital del Renacimiento; una referencia del Humanismo; el epicentro del Nacional Socialismo; y el núcleo de la Europa soviética... Así que tiene de todo; y todo interesante y visible, tras algunas reconstrucciones.

De modo que, aparte ser cita obligada para los gays de Europa; los artistas europeos en ciernes; los amantes de la Cultura; y los turistas aficionados a la Historia (del Medievo a Adolf Hitler, incluidos)... Berlín es hoy uno de los centros del Mundo... Y hay que conocerla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE