EDITORIAL / Desfachatez

El podemista Echenique criticó las condiciones de las empleadas de hogar, cuando él mismo tuvo sin asegurar a una asistenta.

El fiscal anticorrupción de Murcia ha visto robar su ordenador, donde había toda clase de documentación sobre lo que hizo allí el PP.

El podemista Pablo Iglesias ha lamentado que no entendiera su 'broma' la populista Mariló Montero, de quien dijo que "la azotaría hasta hacerla sangrar".

La populista Dolores de Cospedal autorizó formatear 35 veces el disco duro que usaba Luis Bárcenas y dice que no le consta que hubiera en él algo que ocultar.

De todo esto deduce este medio que nada diferencia la nueva política de la vieja... Las dos ven a sus votantes como ingenuos manipulables.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad