Mariano, sin aliados

Por Ana María de Luis

Mariano no tiene aliados, España no tiene aliados. Estamos sin aliados entonces. Aliados pa qué, pá tó; porque si no, estó no rula, ni pa´lante, como dice la gente, ni pa´atrás. Seguimos en navidad aunque estén cayendo cuarenta grados planos y nosotros sin polvorón pero ligando bronce y presumiendo a propios y a extraños dónde nos vamos de vacaciones aunque nos quedemos debajo de los pinos de Carmena, aunque se caigan llegado el caso.

El colegio de comisarios debatió ayer, 27 de julio de 2016, una sanción de carácter simbólico por haber incumplido el déficit. España incumple sistemáticamente. Llevamos siete meses y va para ocho, éste último inhábil porque no te puedes ni morir en agosto, en funciones. No tenemos el consenso necesario para decirle ni ole al rey. Bruselas dará dos años más a España para corregir el déficit público por debajo del 3 % y decidirá mañana cuánto les debemos, ay, cuánto.

Mientras eso sucede, el monarca que espera desespera, paciente eso sí, a eso que se llama pacto, alianza, consenso, que daría paso a una investidura. Ve como si fuera un dejà vù a los misters una vez más y ya van no sé cuántas. Ir a la Zarzuela para algunos va a ser como comer en casa Paco porque ven más al rey para repetir lo mismo, que a los reyes magos, que solamente vienen una vez al año.

Como estamos para chistes, leo con estupefacción que estamos en el gobierno de la efebocracia; el gobierno de los guapos. No lo dirán por alguno, pero el matiz aparte de grotesco no deja de tener su enjundia machista, una más, y ya van ni se sabe. Que si la belleza serena de Sánchez y su uno noventa; que si la carita de niño de Albert, que tiene su aquel y también tenemos pa to los gustos; esa melena de Pablo, recogida en una cola de caballo movida por el viento cuando alza el puño en alto… De Mariano ni hablamos que ya le tenemos muy visto. En cuanto a las mujeres, los hombres las prefieren rubias, así que como vayamos con esos cánones no vamos a tener gobierno ni en navidad, y ya van dos.

Hillary en cambio que lo sabe y ha animado a las siguientes mujeres a relevarla cuando lo deje, llega para quedarse. No creo que el del peluquín millonario la pueda hacer frente aunque peores cosas se han visto. “Here comes, Hillary”; abogada, primera dama de Arkansas, primera dama de los Estados Unidos, senadora por Nueva York, secretaria de Estado, y primera mujer nominada para ser presidenta de los Estados Unidos de América; total ná. La historia escribe y se describe. La primera potencia mundial logra tener como candidata a una mujer, la primera en la historia, al igual que hiciera años atrás con un hombre de color.

Siempre por delante y dando ejemplo de madurez democrática, igualito que aquí que estamos en las tontunas de los estados de Twitter para ver cómo respira el respetable; ora soy un enigma, ora estoy descansando. Solo falta que se cuelgue la pegatina, Toi tonto, porque esto no lo comprende ni la madre de todas las batallas. Es un juego de tronos y en el medio de esta serie están las familias que no comen, los parados de larga duración, la educación en precario, los hospitales que se llenan de jubilados y un stand-by porque llegamos a agosto y aquí no trabaja ni Perry. ¿Quién fue Perry? y un país que no emerge porque nadie nace, ¡qué bonito!, ¡qué panorama pero todos felices mientras tengamos pa unas cañas, una nevera azul y una toalla en la playa que sea…

Sigo leyendo con estupefacción que el partido más votado va a sentarse en el banquillo. No me queda claro si todo el partido, el presidente del mismo, un portavoz, el destructor de los ordenadores o el mister Bárcenas que se debe estar riendo a mandíbula batiente. Esto solamente puede pasar en España; y luego nos preguntamos por qué no tenemos gobierno aún.

Echenique, que es del pueblo, dice que pagaba en negro al asistente porque la economía sumergida se justifica en las familias que andan justos. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. ¿Quién no ha pagado al fontanero en negro?, ¿y a la asistenta? Pero por favor, seamos coherentes; si hacemos papeles a todos, es a todos, si todo es legal, es legal, y no cuela que ha sido solo un año.

A este paso nos vamos a convertir en los clones de la oveja Dolly que envejece con buena salud porque tardamos tanto en decir no sé bien qué que van a llegar las siguientes elecciones y ya nos hemos comido un año en funciones; o sea, en ná. Leo con atención que estudios científicos pueden utilizar como estimulante sexual a la chufa, ¡ay, la horchata, que poco valorada estás! Si lo supiesen los machos ibéricos a lo peor subían los litros de Chufi por las nubes y se la daban a Sus Señorías para que fuesen presumiendo al congreso; con iPad y Chufi.

Son las cosas de la vida, y entretanto, está acabando julio que no es poco.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad