EDITORIAL / Izquierda Unida

Los militantes de Izquierda Unida en Asturias (o Izquierda Xunida, como prefiere su dirección) eligen hoy nuevo coordinador general, en sustitución del saliente Manuel Orviz. Y lo hacen en un momento difícil para la organización a nivel federal, que prácticamente ha sido absorbida por Podemos y sus potentes portavoces: Iglesias, Monedero, Errejón, Echenique...

En Asturias no ha sido igual, porque IU tiene dirigentes mejores en algunos sitios y porque la voz morada es aquí cualquier cosa menos unitaria (una catástrofe, incluso, en lugares como Gijón, de la que en Madrid no quieren ni oir hablar). De modo que interesa el proceso interno de la coalición porque afecta a buena parte del espectro político (el históricamente más movilizado), ya que en otro caso no sería sino un asunto de cierto grupo de camaradas.

El ovetense Alejandro Suárez, el lenense Ramón Argüelles, el avilesino Díaz Rañón o Telly Lorenzo han llegado a la votación de hoy con los mismos derechos y todas las aspiraciones; pero con distintas posibilidades. Los dos primeros parten como mejor colocados, pero habrá que ver lo que elige la militancia.

El formato de la elección (más abierta de lo habitual) es muy novedoso en una organización que integra en su seno el comunismo, heredero de los comités, los soviets, etcétera; y más aún cuando el socialismo ha dado una lección de todo lo contrario. Entre el asamblearismo de Podemos y el 'manu militari' del PSOE, puede que tenga sitio el modelo participativo de IU. Se sabrá hoy mismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE