EDITORIAL / Los otros once

El grupo parlamentario del PSOE (que reúne a los 85 diputados socialistas) celebra en horas una reunión en la que deberá decidir qué hacer con la candidatura de Mariano Rajoy en la próxima sesión de investidura... antes incluso de que el Comité Federal vote, este domingo. Y hay dos opciones: bloquear al PP o permitirle seguir en La Moncloa.

Lo primero es lo que debe de preferir la militancia (según lo que se palpa en el ambiente y en contra de lo que ha asegurado el diario 'El País') y lo segundo es lo que apoya la gestora que han propiciado los barones y que preside el asturiano Javier Fernández; esta segunda opción tiene dos vías, que pasa por asegurarse once votos: que acudan a la sesión menos diputados socialistas (lo que garantiza menos noes que síes) y que se abstengan algunos parlamentarios del PSOE (lo que aseguras más síes que noes).

La jugada de 'las ausencias' probablemente sería mejor para el partido de la rosa, ya que permitiría hacer compatible la posición de Ferraz –y Miguel Yuste– con las opiniones de sus agrupaciones y, además, sería más fácil de defender: no es complejo argumentar en la tierra de cada uno que el diputado local estaba indispuesto el día de la votación; o al menos es más defendible que el hecho de posicionarse contra la voluntad que se intuye en los votantes.

Aunque, seguramente, a la dirección provisional le gustaría más la 'operación abstención', ya que demostraría quién manda en el conglomerado del PSOE... Llegados a este punto, hay que recordar a los de Fernández que lo prudente es acomodar las expectativas a las posibilidades.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE

Guerras muy destructivas amenazan la Humanidad