México no te echará de menos, Obama

Por Octavio Rojas

Una vez terminada la justa electoral que ha dado como ganador a Trump, he seguido escuchando auténticas barbaridades por parte de decenas de tertulianos que han repetido sin cesar muchas falsedades sobre la relación entre México y Estados Unidos de América. No, señoras y señores tertulianos, Trump no va a construir un muro entre los dos países, porque ya existe y tiene una longitud de al menos 1.050 km, que es más de la mitad de la que separa España de Francia (656,3 km).

México y EEUU tienen su propio Mediterráneo en el que mueren cientos de personas cada año y éste es la zona desértica que comparten ambos países, donde el sol y la sed, así como la acción de asaltantes y narcotraficantes son mucho peores y definitivamente más peligrosos que un muro.

Lo que probablemente haga el flamante presidente norteamericano es poner alambradas en algunas zonas de difícil acceso por las que aún se cuelan inmigrantes sin papeles y reforzar a la Guardia Fronteriza, aunque habría que ver si esto no genera aún más muertes.

No, señoras y señores tertulianos, Trump no va a obligar a México a que pague directamente el dichoso muro, porque ningún presidente mexicano estaría dispuesto a poner un peso con este fin, salvo que quiera llevar una losa de ignominia por la que pasaría a la historia. Lo que probablemente haga es subir el precio para la obtención de visados a los millones de mexicanos que cruzan diariamente la frontera de manera legal. Se calcula que cada año se realizan más de 173 millones de cruces legales, así que con un pequeño aumento en las tasas de solicitud de entrada a EEUU se cubriría el presupuesto para construir el mal llamado muro.

No, señoras y señores tertulianos, Trump no va a deportar a 3 millones de personas el día de su toma de posesión. Obama ha sido el presidente norteamericano que más deportaciones ha realizado durante su mandato (de 2009 a 2016), sacando de EEUU más de 2,8 millones de personas.

Obama traicionó a 11 millones de personas que le votaron dos veces con la promesa de que lanzaría una reforma migratoria integral que diera certidumbre a millones, especialmente de mexicanos que han dado los mejores años de su vida para contribuir en la riqueza de los EEUU. No, señoras y señores tertulianos, Trump no va a liberalizar el acceso a las armas, porque durante el mandato de Obama es cuando más armamento se ha comprado en EEUU, subiendo un 58%. De hecho, también ha sido durante el mandato de Obama cuando más armas se han producido en EEUU, casi llegando a los 11 millones en el año 2013.

Lo que llama la atención es que los delitos violentos en los que se utilizaron armas en Estados Unidos se redujeron en un 16% en el periodo de Obama, mientras que en México aumentaron de forma desproporcionada, hasta casi un 80% en 2011.

Una posible lectura a estos números sería que una parte relevante de las armas producidas en EEUU terminaron en México, Centro y Sudamérica, sobre todo en manos de narcotraficantes, quienes también han extendido sus actividades al tráfico de armas. Hay que recordar que en 2011 culminó la retirada del ejército norteamericano de Irak, por lo que el aumento del comercio de armas no podría haberse justificado para su uso militar.

Y no, señoras y señores tertulianos, Barack Obama no es el mejor presidente de la historia de EEUU, al menos no lo ha sido para México.

Si bien el presidente saliente de los EEUU deja el puesto con una popularidad que trasciende las fronteras de su país, los efectos de su política real con respecto a México son desastrosos.  No sólo les falló y dejó atrapados a 11 millones de personas indocumentadas que no pueden salir de los EEUU, sino que su falta de decisión para emitir una Ley Ejecutiva, que si bien es verdad lo habrían enfrentado al congreso y al senado norteamericanos, han generado muerte y dolor a ambos lados de la frontera.

Como mexicano y español que soy, me preocupa la desinformación que circula en los medios españoles y que es difundida con enorme convicción por reconocidos líderes de opinión. Ya a nivel personal, le diría a Barack Obama como mexicano: ¡Bye, bye! México no te extrañará.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chinorris

La costurera Susana retrasa la hora del PSOE